El chamanismo

El chamanismo no es un sistema de creencias, no es una religión, es un método de curación y conexión con el todo, que puede coexistir con religiones establecidas en muchas culturas.

Michael Harner, antropólogo, autor y creador de la Fundación de Estudios Chamánicos.

Chamana. Imagen sacada de la red.

Para las culturas ancestrales en general y el chamanismo en particular la conexión con la naturaleza es esencial para mantener el equilibrio entre cuerpo y espíritu (y preservar la salud) en este mundo donde lo único constante es el cambio: todo está en continuo movimiento y todo es cíclico

Durante siglos la humanidad ha utilizado la sabiduría de la Madre Tierra y los distintos rituales para favorecer el cambio y las transiciones existenciales.

Las cuatro sendas

En las tradiciones chamánicas hay cuatro arquetipos o sendas para lograr esa armonía: el guerrero, el sanador, el vidente y el maestro. 

“Cuando aprendamos a vivir estos arquetipos dentro de nosotros, comenzaremos a sanarnos (…)”.

Ángeles Arrien en su libro: Las cuatro sendas del chamán. Ed. Gaia (1993).

El vidente. Imagen sacada de la red.

Podríamos resumir así estas sendas:

  1. Senda del guerrero: caracterizada por el liderazgo, la presencia y la comunicación asertiva. 
  2. Senda del sanador: se basa en el poder de la sanación, del amor incondicional, la gratitud, el reconocimiento de los demás y su validación. 
  3. Senda del vidente: caracterizada por decir la verdad sin emitir juicios y desarrollar la intuición como don personal. 
  4. Senda del maestro: su base es la apertura de la conciencia y el desapego de todo (sean cosas o seres vivos), pues eso nos ayuda a recuperar la sabiduría y la objetividad para poder enseñar. 

En muchas tradiciones chamánicas se considera que la salud es equiparable a la expresión equilibrada de estos cuatro arquetipos: dirigir, sanar, amplificar la visión y enseñar. No solemos desarrollar estos cuatro dones, sino que tendemos a expresarnos más en una área que en otra. Pero para conseguir ese estado de salud óptimo debemos abrirnos a recibir el poder de cada una de las sendas. 

el animal de poder

Según el chamanismo, cada persona desde el momento de nacer tiene un animal de poder (también llamado tótem); este será su aliado en el mundo espiritual y un referente que lo protegerá en la vida y guiará en la toma de decisiones. 

Imagen sacada de la red

El animal de poder principal es el que nos acompaña desde que venimos al mundo, pero no es el único. Tenemos hasta cuatro animales relacionados con cada uno de los elementos: tierra, fuego, aire y agua. A su vez, marcan un punto cardinal: norte, sur, este y oeste. Del mismo modo, cada uno representa una de las sendas marcadas por el chamanismo: maestro, guerrero, vidente y sanador. Estos caminos evolutivos nos indican nuestros dones y por ende nuestra misión de vida. Los animales de poder también están relacionados con las estaciones del año y con los ciclos lunares, siendo la luna llena (LL) la del maestro y la nueva (N) la del guerrero. Toda esta interrelación es lo que suele llamarse Rueda de la medicina chamánica.

En el siguiente cuadro se ve más claro:

Hay que tener en cuenta que existen diferentes puntos de vista sobre esto según el pueblo indígena que lo transmite, de ese modo, se encuentran variantes al respecto. Déjate sentir para saber qué tendencia es la tuya. Cassiopeia y Andrómeda nos basamos en la que aquí te exponemos. 

Cada animal de poder puede asistirte en algo concreto, lo sabrás porque será cada uno de ellos el que se te presentará cuando necesites su ayuda. 

Si ya conoces tu animal o animales de poder, te gustará conocer su significado, puedes buscarlo en esta web.

Si no lo conoces significa que ya no lo recuerdas. A lo largo de las vidas podemos llegar a olvidarnos de nuestro animal de poder (tanto el principal como los otros), pero las meditaciones o viajes chamánicos nos permiten recuperarlo.

Te recomendamos que leas el artículo sobre Los viajes chamánicos si quieres ponerlos en práctica para recuperar tu animal de poder.

6 comentarios sobre “El chamanismo

    1. Hola, Norma 🙂 Nos alegra verte de nuevo por aquí. No se trata de elegir el animal, pues él te elige a ti. Hay un animal de poder principal y también hay otros secundarios (puedes tener tantos animales como elementos hay, es decir 4: fuego, aire, agua y tierra). Mira atentamente el cuadro que adjuntamos en el artículo y te recomendamos que también vayas al artículo enlazado de “Los viajes chamánicos”, en él te explicamos cómo recuperar al animal o animales de poder a través de una meditación. Incluye un audio con el sonido del tambor hecho especialmente por nosotras para guiarte en ese “viaje”. Esperamos ayudarte a encontrar a tu animal o animales de poder. Y gracias por pasarte por aquí ❤ Te mandamos mucha luz, amiga 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .